Bienvenido, En PAS queremos que las personas descubran lo maravilloso que es ayudar a los que más lo necesitan. www.pasocial.com.ar. Atentamente, PAS

Todos a lo largo de nuestra vida, nos encontramos con frecuencia frente a situaciones que nos suponen un dilema, momentos en los que hemos de ejercer, una de nuestras funciones psíquicas: la decisión.




Pero ¿realmente somos siempre capaces de decidirnos y hacer lo que deseamos, con entera libertad?


El miedo a decir que no a algo se asocia a varios factores; por un lado, el temor a no estar a la altura, a no saber argumentar la negativa o por simple pereza y comodidad. Se trata, en definitiva, del miedo a no ser valorados y queridos.


Esa dependencia va minando nuestra autoestima e imposibilita el libre ejercicio de la responsabilidad que propicia unas saludables y equilibradas relaciones de interdependencia con los demás, en las que decimos "sí" cuando lo consideramos adecuado y en las que mantenemos vigente la posibilidad a decir "no".


¿Tenemos miedo a decir no?


Creo que muy pocas personas podrían responder con un rotundo «sí, siempre», cuando nos sinceramos de verdad.


A veces tomar una decisión a la hora de elegir un objeto material, puede ser una tarea más o menos sencilla, pero hacer lo propio con elementos abstractos o con personas, tal vez no sea tan simple, si nos compromete afectivamente, si afecta a nuestros sentimientos.


En unos u otros casos juega un papel de vital importancia el miedo a ser rechazado, el miedo a dejar de ser querido, hasta el punto de inducirnos a vivir una vía «neurotizada», llena de angustia e infelicidad y sin defensa de los propios derechos.


El "no" puede resultar demasiado tajante y por ello, a veces es conveniente decir "si". Es un sí para ofrecer alternativas, exponiendo y defendiendo nuestros argumentos con convicción y firmeza pero eso sí, sin herir ni menospreciar a nadie. Y esto sólo es posible si previamente sabemos decir "no" sin sentirnos culpables por ello.


Cuántos de nosotros decimos si cuando en realidad quisiéramos decir no. ¿Por qué? Cómo aprender a decir no.


Dices si a un compañero de trabajo que te pide un favor cuando en realidad querías decir no.


Es asi que muchas veces decimos Si en lugar de No, porque no pensamos en las consecuencias de No decir No. No queremos molestar, queremos demostrar que somos buenas personas, solicitas y sin embargo luego acabamos aceptando responsabilidades o haciendo favores que en realidad no pudimos hacer.


El respeto por nosotros mismos y por nuestros valores debe anteponerse a cualquier temor o deseo de agradar.


El problema en estas ocasiones, es que a menudo tenemos que pagar por ir en contra, de lo que los demás esperan de nosotros, dado que el sentimiento de culpa concentra mucho poder, al conectarnos al miedo de no ser aceptados.


Para poder mantener una autoestima alta y, sobretodo, una vida psicológica y psíquica sana, es saber negarse a aquellas proposiciones o compromisos que en realidad no deseamos aceptar, que son cuestiones prácticamente indispensables.


¿Tu pareja te convence para ir a pescar cuando en realidad no te gusta? Tu mejor amiga o amigote llama cuando estás ocupada, pero eres incapaz de decir que no puedes hablar en ese momento


¿Por qué tememos negarnos a ciertas peticiones? ¿Por qué nos sometemos ante los deseos de los demás? ¿Pensamos, acaso, que nuestra autoestima es menos importante que satisfacer a los otros?


Pienso que muchos de nosotros, en nuestras vidas cotidianas, nos movemos dentro de esta trampa. Cuando debemos decidir entre nosotros o los demás nos angustiamos. Confundimos la humildad con el sacrificio, el favor con la obligación y nuestros derechos con las exigencias ajenas. Con frecuencia vamosde mártires por la vida y somos presas fáciles de otros sujetos de personalidad opuesta: los «aprovechados» que no dudan en utilizarnos.


“Recuerda que el tiempo es algo valioso, el que pierdes ya no se recupera. Aprender a decir no para muchas personas puede significar una liberación. Dejarán de ser víctimas, cuando dices si cuando en realidad no quieres puedes llegar a ser víctima de ti mismo y de personas que se aprovechen de tu buena voluntad. Aprender a decir no te ayudará a fortalecer tu autoestima”

Dejá tú comentario

Loading...