Bienvenido, En PAS queremos que las personas descubran lo maravilloso que es ayudar a los que más lo necesitan. www.pasocial.com.ar. Atentamente, PAS


El concepto de Estrés se remonta a la década de 1930, cuando un joven austríaco de 20 años de edad, estudiante de segundo año de la carrera de medicina en la Universidad de Praga, Hans Selye, hijo del cirujano austríaco Hugo Selye, observó que todos los enfermos a quienes estudiaba, indistintamente de la enfermedad propia, presentaban síntomas comunes y generales: cansancio, perdida del apetito, baja de peso, astenia, etc. Esto llamó mucho la atención a Selye, quien lo denominó el "Síndrome de estar Enfermo". Hans Selye se graduó como médico y posteriormente realizó un doctorado en química orgánica en su universidad, a través de una beca de la Fundación Rockefeller se traslado a la Universidad John Hopkins en Baltimore E.E.U.U. para realizar un posdoctorado cuya segunda mitad efectuó en Montreal Canadá en la Escuela de Medicina de la Universidad McGill, donde desarrolló sus famosos experimentos del ejercicio físico extenuante con ratas de laboratorio que comprobaron la elevación de las hormonas suprarrenales (ACTH, adrenalina y noradrenalina), la atrofia del sistema linfático y la presencia de ulceras gástricas. Al conjunto de estas alteraciones orgánicas el doctor Selye denominó "estrés biológico". Consideró entonces que varias enfermedades desconocidas como las cardiacas, la hipertensión arterial y los trastornos emocionales o mentales no eran sino la resultante de cambios fisiológicos resultantes de un prolongado estrés en los órganos de choque mencionados y que estas alteraciones podrían estar predeterminadas genética o constitucionalmente. Sin embargo, al continuar con sus investigaciones, integró a sus ideas, que no solamente los agentes físicos nocivos actuando directamente sobre el organismo animal son productores de estrés, sino que además, en el caso del hombre, las demandas de carácter social y las amenazas del entorno del individuo que requieren de capacidad de adaptación provocan el trastorno del estrés.

En la descripción de la enfermedad, se identifican por lo menos las siguientes tres fases en el modo de producción del estrés:

1) Reacción de Alarma:

El organismo, amenazado por las circunstancias se altera fisiológicamente por la activación de una serie de glándulas, cuyas hormonas son las responsables de las reacciones orgánicas en toda la economía corporal.

2) Estado de Resistencia:

Cuando un individuo es sometido en forma prolongada a la amenaza de agentes lesivos físicos, químicos, biológicos o sociales el organismo si bien prosigue su adaptación a dichas demandas de manera progresiva, puede ocurrir que disminuyan sus capacidades de respuesta debido a la fatiga que se produce en las glándulas del estrés. Así, si el organismo tiene la capacidad para resistir mucho tiempo, no hay problema alguno, en caso contrario sin duda avanzará a la fase siguiente.

3) Fase de Agotamiento:

La disminución progresiva del organismo frente a una situación de estrés prolongado conduce a un estado de gran deterioro con perdida importante de las capacidades fisiológicas y con ello sobreviene la fase de agotamiento en la cual el sujeto suele sucumbir ante las demandas pues se reducen al mínimo sus capacidades de adaptación e interrelación con el medio.
El estrés es un estado vivencial displacentero sostenido en el tiempo, acompañado en mayor o menor medida de trastornos psicofisiológicos, que surgen en un individuo como consecuencia de la alteración de sus relaciones con su ambiente e imponen al sujeto demandas objetivas o que subjetivamente resultan amenazantes para el mismo y sobre las cuales tiene o cree tener poco o ningún control.

Nótese que en castellano "estrés" no suele usarse en sentido positivo. De hecho, el Diccionario de la Academia de la Lengua, únicamente ofrece una acepción negativa en su definición de este término. Pero también existe un estrés "positivo" que suele denominarse "tensión". El término "estrés" es una adaptación al castellano de la voz inglesa stress. Esta palabra apareció en el inglés medieval en la forma de distress, que, a su vez provenía del francés antiguo destresse (estar bajo "estrechez" u "opresión").

"El estrés es un fenómeno adaptativo de los seres humanos que contribuye, en buena medida, a su supervivencia, a un adecuado rendimiento en sus actividades y a un desempeño eficaz en muchas esferas de la vida. La vida humana se da en un mundo en que el estrés es un fenómeno común y familiar. Ahora bien, lo que resulta negativo y llega a ser nocivo es que esa experiencia sea excesiva, incontrolada o incontrolable. Para constatar esa doble valoración del estrés algunos autores utilizan dos términos diferentes: "eutrés" y "distrés" El primero hace referencia a situaciones y experiencias en las que el estrés tiene resultados y consecuencias predominantemente positivos porque produce la estimulación y activación adecuadas que permiten a las personas lograr en su actividad unos resultados satisfactorios con costes personales razonables. El segundo hace referencia a situaciones y experiencias personales desagradables, molestas y con probables consecuencias negativas para la salud y el bienestar psicológico. Sintetizando: hablamos de eutrés, cuando el organismo responde armónicamente respetando los parámetros fisiológicos y psicológicos de la persona, o sea cuando la energía de reacción ante los estresores se consume biológicamente y físicamente, estamos en presencia del denominado eutrés, o sea podemos decir es el estrés “bueno”, el necesario para que podamos seguir desarrollándonos como personas. En el caso del distrés: estamos en presencia de lo que se denomina distrés o estrés “perjudicial” que se da cuando el organismo no responde en forma suficiente a los estresores, o responde en forma exagerada, ya sea en el plano biológico, físico o psicológico, no pudiendo consumirse el exceso de energía desarrollada.

Existen estresores (causantes del estrés) de diversa naturaleza:

*intraorganizacionales (factores intrínsecos del puesto, estructura organizacional, sistema de recompensas, sistema de recursos humanos, liderazgo)

*extraorganizacionales (relaciones familiares, problemas económicos, problemas legales).

Mas adelante se desarrollara este tema, analizándolo específicamente desde la perspectiva del stress laboral.

Un paso previo al stress es el Síndrome de Fatiga Crónica. ¿Cómo reconoce una persona si está estresada o, al menos, si tiene síntomas de los que llaman Síndrome de Fatiga Crónica?

El SFC se manifiesta con distintos síntomas que, agrupados de diferentes maneras, brindan la posibilidad de detectarlo: escalofríos, estremecimientos, fiebre, anginas, estados de disfonía, ganglios inflamados, dolor o debilidad muscular, fatiga extrema, jaquecas, dolores articulares, síntomas psicofísicos (pérdida de memoria, confusión perturbaciones visuales), trastornos del sueño o adicciones. "En caso de que cuatro o cinco de estos síntomas aparezcan agrupados y que el padecimiento dure alrededor de seis meses, es decir, que no ocurra en forma episódica, se estará frente a un Síndrome de Fatiga Crónico ya instalado", advierte.

El SFC como dijimos, es un precedente del stress. "En términos de medición cuantitativa, uno lo podría tomar también como un estado de stress por agotamiento, pero no en grado máximo en virtud de los síntomas mencionados. Porque cuando el stress está instalado, los síntomas son de compromiso máximo: cardiopatías, hipertensión, accidentes cerebro vasculares, problemas severos de piel que no tienen posibilidad de remisión a pesar de los tratamientos, el ataque de pánico, fobias, etcétera".

One Response so far.

  1. domina says:

    el cuerpo necesita descanso y uno debe de organizarse todos los dias, en mi caso uso outlook, te invito a mi blog
    http://outlook2007dominalo.wordpress.com

Dejá tú comentario

Loading...