Bienvenido, En PAS queremos que las personas descubran lo maravilloso que es ayudar a los que más lo necesitan. www.pasocial.com.ar. Atentamente, PAS

“La meta principal de la educación es desarrollar hombres que sean capaces de hacer cosas nuevas, no simplemente de repetir lo que otras generaciones han hecho: hombres que sean creativos, inventores y descubridores. La segunda meta de la educación es la de formar mentes que sean criticas, que puedan verificar y no eceptar todo lo que se les ofrece” Jean Piaget

¿Tu hijo no comprende bien lo que lee?

¿Lee muy despacio? ¿señala el renglón con el dedo?

¿Tiene problemas con la escritura?

¿Le cuesta mantener su atención en una sola cosa?

¿No es capaz de permanecer sentado sin moverse?

¿Te dice su profesor que contesta antes de reflexionar?

¿Es muy desorganizado con sus deberes?

¿Pasa mucho tiempo delante de los libros pero suspende?

¿Le cuestan mucho las matemáticas?

¿Se pone muy nervioso con los exámenes?

¿Muestra muy poco interés en todo lo relacionado con los estudios?


Si estas preguntas corresponden con sus hijos será necesario poder hacer un análisis de los problemas y aprender algunas técnicas de estudio, para mejorar este problema, en ocasiones el esfuerzo aplicado al estudio no se corresponde a veces con los resultados.


En PAS creemos que las técnicas de estudio permiten simplificar y optimizar el aprendizaje.


EL secreto puede que no consista en estudiar más, sino hacerlo mejor! Con actitud adecuada ante el aprendizaje, autocontrol y un papel, y un papel mas activo en la construcción del conocimiento


Las técnicas de estudio se han convertido en una necesidad dado el volumen
cada vez mayor de asignaturas y la creciente exigencia por parte de la sociedad ante eso el estudiante puede llegar a sentirse “ansioso” y desembocar en un “fracaso escolar”.


Los niños en la vida diaria demuestran que son listos, pero no saben cómo estudiar, les falta herramientas. Tienen que estudiar pero no saben cómo…


Estudiar es una actividad y como cualquier actividad requiere de unas técnicas o modos para realizar tal actividad.


A los estudiantes les queda la opción de mejorar su rendimiento con normas, trucos, técnicas o recetas de estudio que puedan mejorar claramente los resultados.


Las técnicas de estudio son un conjunto de herramientas, fundamentalmente lógicas, que ayudan a mejorar el rendimiento y facilitan el proceso de memorización y estudio.


En ocasiones vemos cómo nuestros niños tienen dificultades para afrontar la vida escolar con éxito (evitando el fracaso escolar) y se ven incapaces de realizar cualquier tarea escolar con autonomía, planificar su tiempo y/o aplicar técnicas de estudio.


Uno de los errores más comunes es pensar que cuánto más tiempo esté el niño/a delante del libro, más posibilidades tendrá de aprobar la asignatura.


En cierta medida, asociamos su rendimiento con el número de horas que pasa dentro de su habitación.


A veces, tratamos de ayudarles con los deberes, les explicamos cómo deben hacerlos, etc., pero una vez que se vuelven a quedar solos siguen necesitando nuestra ayuda y no entendemos lo que está fallando ni cómo evitar el fracaso escolar.


Lo cierto es que consolidar unas técnicas de estudio y de organización del tiempo es fundamental para que se enfrenten a los distintos retos que se van a encontrar a lo largo de su vida, por lo que les tenemos que dotar de recursos y herramientas para que no dependan de nosotros.


Saber estudiar es una herramienta para el éxito.

Algunos de los factores que tenemos que tener en cuenta son:
La existencia de un lugar tranquilo en donde poder estudiar o hacer los deberes.


La distribución equilibrada del tiempo de estudio y de ocio.


La utilización diaria de la agenda.


La motivación hacia el estudio.


Pero sobre todo, deben saber hacer un esquema o un resumen, aplicar reglas de memorización, subrayar las ideas principales de los textos, comprender las lecturas, controlar su ansiedad a través de técnicas de relajación, etc.


Conocer las diversas técnicas de estudio e identificar en qué momento tienen que aplicar cada una de ellas es la clave para hacer frente al fracaso escolar.


Como dijimos al principio en PAS pensamos que las causas del fracaso escolar son muy diversas, puede ser por falta de concentración, desmotivación, ansiedad ante el examen, desorganización, problemas de memoria, deficientes hábitos de estudio, falta de autoestima…



Todos los programas de entrenamiento en técnicas de estudio pretenden que el estudiante descubra cuál es su mejor método personal de estudio, al ofrecerle pequeños y grandes “trucos” que puedan resultarle muy útiles y que, especialmente, suelen ir dirigidos a niños en edades escolares y a adolescentes, para prevenir un posible “fracaso escolar” y orientarles en su andadura académica.


No hay que estudiar mucho, sino bien.


Algunas Herramientas de estudio que deberías aplicar a nuestros niños.


La Lectura

El primer paso para el estudio es realizar la lectura del texto que se debe aprender.


Para ello, una lectura exploratoria o pre-lectura (es decir, una primera lectura rápida del texto) permite obtener una primera síntesis inicial del tema y, posteriormente, una lectura comprensiva (volver a leer el texto detenidamente) ayuda a entender y profundizar en el contenido del mismo.


En definitiva que “sin entender es difícil aprender y muy fácil olvidar”.


Para poder realizar una lectura comprensiva de un texto, hay que leerlo muy detalladamente, atendiendo y reflexionando sobre su estructura lógica, sobre las ideas que se plantean en el mismo y sobre el significado de las palabras que se desconocen, incluso buscarlas en un diccionario si es necesario.


El Subrayado

El siguiente paso es aprender a subrayar el texto o aprender a señalar las ideas más importantes que interesa destacar.


Subrayar consiste en destacar mediante trazos (haciendo rayas o poniendo líneas) las ideas fundamentales o secundarias presentes en el texto, así como todas las palabras claves o los detalles importantes, con el fin de que resalten.


La ventaja de utilizar el subrayado reside en que se evita la pérdida de tiempo a la hora de estudiar el texto, puesto que permite fijar la atención sobre lo que interesa, es decir, permite realizar rápidos repasos del tema a estudiar.


Existen varias formas de subrayar, aunque cada persona puede utilizar la manera de subrayar que mejor se adapte a su estudio, incluso puede utilizar combinaciones de subrayados.

Los principales tipos de subrayado son:

a) El subrayado lineal, que puede realizarse mediante líneas simples, dobles rayas o líneas de puntos, o mediante el uso de colores.


b) El subrayado de engarce o realizar anotaciones marginales (escribir en el margen) de dos o tres palabras entresacadas del texto y que lo resumen.


c) El subrayado con signos, es decir, utilizar signos convencionales o inventados para marcar ideas importantes, aspectos que no se entienden, etc.


El Esquema

El esquema es la representación gráfica del resumen del texto, que permite captar, con un simple vistazo, el contenido y la organización de las ideas del texto.


Algunos tipos de esquemas son:


Esquemas Numéricos


Esquemas con letras


Esquemas Mixtos (letras y números)


Esquemas gráficos o de llaves


Esquemas de flechas


Esquemas de barras y puntos


Cuadros sinópticos


Diagramas


Resumir y Repasar

El resumen consiste en sintetizar o reducir a términos más breves y precisos lo más esencial del tema que se está intentando aprender.


Por eso, un buen resumen no debe exceder más del 30% de la extensión del texto original y debe reflejar solamente las ideas más importantes expresadas de forma personal, con las propias palabras.


Con esta técnica, se consigue desarrollar la capacidad de síntesis y mejorar la capacidad de expresión escrita.


Además de resumir el texto, se debe repasar y repetir mentalmente o en voz alta el mismo, para retener las ideas principales del texto estudiado, al igual que hacerse preguntas sobre él para saber qué aspectos deben ser reforzados y nuevamente repasados.


Memorizar

Por último, memorizar consiste en adquirir y mantener en la memoria o el recuerdo aquéllos conocimientos necesarios y fundamentales sobre un tema, para después poder recuperarlos satisfactoriamente.


Por tanto, es conveniente potenciar la capacidad de memorizar o recordar todas las cuestiones que tienen un mayor grado de dificultad mediante lo que se denominan reglas mnemotécicas.


Algunas técnicas de memorización o reglas mnemotécicas son:

- La Técnica de la historieta, que consiste en construir una historia con los elementos que deben memorizarse.


- La Técnica de los lugares, que es asociar cada uno de los elementos que deben memorizarse con los lugares de un recorrido que es familiar para el estudiante.


- La Técnica de la cadena, que pretende concatenar las palabras a memorizar mediante el uso de imágenes.


- La Técnica de la oración creativa, que consiste en concentrar un significado o contenido de un tema por medio de una oración.


Finalizamos diciendo que el estudiante no es un mero receptor pasivo que lee y memoriza sino; es el protagonista del estudio, un procesador de información que valora y critica, amplía, cuestiona, compara y reconstruye la información. Y con todas estas técnicas sencillas se convertirá en un investigador capaz de descubrir, explicar y crear.

Dejá tú comentario

Loading...