Bienvenido, En PAS queremos que las personas descubran lo maravilloso que es ayudar a los que más lo necesitan. www.pasocial.com.ar. Atentamente, PAS
















No hay soledad inexpugnable.

Todos los caminos llevan al mismo punto:
a la comunicación de lo que somos.
Y es preciso atravesar la soledad y la aspereza,
la incomunicación y el silencio para llegar al recinto mágico
en que podemos danzar torpemente o cantar con melancolía;
mas en esa danza o en esa canción están consumados
los más antiguos ritos de la conciencia:
de la conciencia de ser hombres y de creer en un destino común.

Pablo Neruda. Del discurso pronunciado con ocasión de la entrega del Premio Nobel de Literatura (1971)

La soledad es un sentimiento que se nos hace presente en varios momentos de la vida bajo diferentes matices. Esa soledad es como "ir al desierto". Allí se desnudan los móviles mezquinos de nuestra alma. y yo nunca estamos solos, siempre nos va a acompañar la soledad en nuestras vidas. "La soledad no hace acepción de personas: entra en el palacio y en la choza." - ha dicho un autor cristiano.

Es cierto. Mucha gente padece y sufre por su soledad, por esa forma de soledad crónica y depresiva. Muchos en su soledad han visto hundirse sus vidas, hasta han llegado al manicomio, o al suicidio. Sin embargo, muchos también, en su soledad han hallado la salida oportuna.

Somos seres sociales por naturaleza, nadie es solo. No hay persona si no hay socialización desde el nacimiento. Cuando el estar solo se torna en problema es por trabas a lo largo de la historia personal.

La creencia de que es solo devienen en resignación y no a la búsqueda del cambio. Es que la soledad te aparta del ruido, del tráfago incesante, y te permite escuchar los consejos. Un sabio antiguo decía: "Excusa cuanto pudieres el ruido de los hombres, que de verdad mucho estorba el tratar de las cosas del siglo". Hay afán y fatiga en el mundo que nos rodea. Es que el trajín, las risas locas, y el disfrute del momento, nos impiden escuchar los consejos sabios.

Cuando tú te quedas solo, entonces se caen las caretas, las falsas posturas, y te quedas tal como eres. En la soledad crecemos en profundidad, como cuando un árbol echa raíces para luego resistir el vendaval, es que, la soledad no debe ser tanto "vencida", sino "aprovechada"

Entonces decimos que hay un estado de soledad real y concreta y creo firmemente que todo tiene que ver con la Sinceridad con nosotros mismo y con los demás. Como lo explicamos en el artículo: http://psicopas.blogspot.com/2010/11/sinceridad.html

Otros estados de soledad y por otras razones se van produciendo en el transcurso de la vida

Tres características definen la soledad: es el resultado de relaciones sociales deficientes, constituye una experiencia subjetiva ya que uno puede estar solo sin sentirse solo o sentirse solo cuando se halla en grupo; y, por último, resulta desagradable y puede llegar a generar angustia, depresión.

La depresión parece ser la enfermedad de moda hoy. Y parece que no está claro, desde el punto de vista médico, cuáles son sus causas. ¿Qué resortes escondidos gatillan las depresiones? ¿Qué puede hacer que los jóvenes las sufran?

En los jóvenes las depresiones suelen ser causadas porque se sienten permanentemente en deuda. Quiero decir, sientes que no estás a la altura de lo que los demás esperan de ti. Entonces te "bajoneas". Quisieras ser admirado, pero en cambio, te sientes menospreciado. Te parece que nadie te valora, que nadie reconoce el tesoro que eres tú, o que tienes dentro de ti.

Otras causas de depresión suelen ser la pérdida de algún ser amado, o el hecho de provenir de familias desajustadas. Esto es muy común. La depresión puede llegar a un extremo nocivo para el joven cuando llega a pensar que todo cuanto haga para superar sus problemas será inútil, que no hay esperanza de un mañana mejor. Una persona que se sabe amada tal como es, difícilmente caerá en la depresión.

Pera meditar en soledad.

Sin embargo, en el terreno práctico, hay algunas cosas que debes considerar: Las depresiones suelen producirse porque te has propuesto metas muy altas, a las cuales no has podido llegar pese a tus esfuerzos. Pues bien, tal vez no sea el momento de proponerte esas metas. Te falta madurez hoy, pero mañana podrás lograrlo. Por lo pronto, fíjate metas más realistas. Nadie sube una montaña de una sola vez. Paso tras paso, lenta pero sostenidamente, tú puedes alcanzar las más altas cimas. Muchos de los fracasos de hoy son una preparación para los triunfos del mañana.

Dejá tú comentario

Loading...